Consejos para el paciente que se somete a tratamiento con mesoterapia

Pide que el tratamiento se lo haga un médico competente. Lo mejor es huir del intrusismo profesional y depositar tu confianza en personal especializado.

  • Asegúrate que se explica de forma clara en qué consistirá tu tratamiento y qué resultados esperas obtener del mismo.
  • Debes advertir al médico las posibles patologías que puedas tener, además de la posibilidad de estar embarazada y de la medicación que estés tomando actualmente.
  • En caso de dudas antes de empezar el tratamiento, no te dé cosa preguntar de nuevo a tu médico, está para ayudarte.
  • No abandones el tratamiento que te haya propuesto el médico antes de que acabe, ya que el protocolo a seguir y los objetivos marcados se justificarán por una actuación individualizada en cada caso y no son valorables en caso de no cumplirse.
  • Debes preguntar la medicación que se aplique para tu dolencia si sientas la necesidad de saberlo. Tu médico va a saber explicarte las razones por las que se ha decidido por esta medicación.
  • No debes depilarte ni usar cremas cosméticas 24 horas antes o después de someterte a una sesión de mesoterapia. Además, debes evitar las saunas, la exposición directa solar, los gimnasios y las piscinas hasta que pasen por lo menos 48 horas después de una sesión de mesoterapia.
  • Si aparece algún tipo de hematoma después de una sesión de mesoterapia, no debes alarmarte. Normalmente son de tamaño reducido, no suelen y a las 48/72 horas han desaparecido.

En resumen, debes acudir a un profesional competente, ya que la mesoterapia es muy eficiente y está exenta en muchos casos de efectos secundarios, siempre que lo lleve a cabo un profesional competente y que esté formado en la materia, algo muy importante en los temas relacionados con la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *