Mesoterapia facial

Estamos ante uno de los tratamientos que han tomado más fama en los últimos para cuidar la piel de la cara. Vamos a contarte de que se trata para que decidas si puede ser o no adecuada para ti.

¿Qué es la Mesoterapia facial?

Consiste en un tratamiento que trata de aplicar micro inyecciones con diversos compuestos que facilitar el combate contra el envejecimiento y la mejora evidente del aspecto de nuestra piel. Entre los compuestos principales que se usan están el ácido hialurónico, ácido nucleico y muchas vitaminas y minerales.

Aplicar estas inyecciones no es doloroso, solo vas a sentir unos pequeños pinchazos que no te van a resultar molestos. Antes de que te lo apliquen, el especialista procederá a untarte una crema anestésica que es la que calmará la región sobre la que se va a trabajar y que minimizará cualquier molestia que pueda darse.

Todos los compuestos que se incorporan deben ser aprobados por el Ministerio de Sanidad. Por otro lado, lo importante es que la mesoterapia facial tiene muchos beneficios para nuestra piel y entre sus resultados podemos destacar una piel luminosa, tersa y con una hidratación idónea, Si realizas este tratamiento vas a conseguir aparentar menos años de los que de verdad tienes, ya que vas a producir más colágeno y tu piel va a mejorar de forma evidente.

La mesoterapia facial suele acompañarse de vitaminas que son de gran ayuda a la hora de hidratar la piel que pueda potenciarse la producción de colágeno y elastina. Este tratamiento es aconsejable para todo tipo de persona siempre que no esté bajo algún tratamiento médico, donde deberá consultar con el especialista para saber si conviene o no hacer la mesoterapia facial.

Además, tampoco se recomienda en caso de que estés embarazada, en periodo de lactancia o si tienes alguna enfermedad de la piel.